Por LUIS ORTIZ/

Con fuertes rachas ingresó el frente frío número 23 a la zona conurbada Veracruz-Boca del Rio, dejando afectaciones entre la población.

Cortes de energía eléctrica, árboles caídos, vidrios rotos, postes derribados y hasta automóviles afectados es el saldo en las primeras horas del intenso viento que pega en la región costera.

Luminarias, árboles caídos, anuncios luminosos, estructuras de láminas, cuestiones diversas también se ven por toda la zona metropolitana Veracruz Puerto,Boca del Río y Medellin.

En Boca del Río el bulevar se cerró a la circulación vehicular del tramo que comprende desde los Arcos hasta la avenida Reyes Heroles.

Y es que desde las primeras horas de ayer, se dejaron sentir rachas de viento del norte de más de 130 km por hora, y para evitar alguna situación de riesgo para la población se recomendó tomar otras vías alternas.

En la zona de bulevar ya se han registrado grandes encharcamientos y acumulamiento de palizada y hasta piedras que salieron del mar debido a las fuertes rachas del viento.

Conforme pasa las horas van reduciendo las rachas ,pero dejando frío en la conurbación.