Hasta el nombre y logotipo recuperan
Por Luis Ortiz
Personal de la Dirección General del Patrimonio del Estado con apoyo de la policía estatal tomó posesión de las instalaciones del Estadio Luis Pirata Fuente y del Centro de Alto Rendimiento, inmuebles ubicados en el municipio de Boca Del Río.


Ambos se encontraban cedidas en comodato, mismo que estaba condicionado a la permanencia en la primera división profesional de los Tiburones Rojos de Veracruz.


Los tenía a cargo la Promotora Deportiva del Valle de Orizaba A.C., propiedad de Fidel Kuri Grajales.


Desde diciembre de 2019 el equipo fue desafiliado y desincorporado de la primera división profesional y de todas sus categorías, por ello el nombre, la marca comercial y el logotipo de los Tiburones Rojos de Veracruz, que también se encontraban cedidos en comodato a la Promotora Deportiva del Valle de Orizaba A.C., se reincorporaron a Patrimonio del Estado.


Se presume que hubo malos manejos administrativos además de los adeudos millonarios que tenía el Club con jugadores y con la Federación Mexicana de Futbol Asociación A.C.


Quienes acudieron a tomar posesión afirmaron que los dos inmuebles son un riesgo latente para usuarios y deportistas pues enfrentan malas condiciones estructurales.
Por lo que a partir del día de hoy, los inmuebles ya mencionados así como el nombre, la marca comercial y el logotipo de los Tiburones Rojos de Veracruz, se encuentran en posesión de la Dirección General del Patrimonio del Estado, misma que forma parte de la Secretaría de Finanzas y Planeación del Gobierno del Estado de Veracruz.




..