Por LUIS ORTIZ

El veracruzano Pedro Fernández Martínez, fue ratificado como presidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios para el periodo 2021.
Destacó entre sus proyectos, trabajar por lograr la pronta recuperación del sector luego de las afectaciones económicas causadas por el coronavirus durante 2020.
También se abocará a profesionalizar conocimientos en cinco áreas: economía, administración, mercadología, jurídico y contable, con las cuales los profesionales inmobiliarios tendrán la capacidad de brindar asesoramiento y ser más competitivos.
A partir de enero representará a los inmobiliarios del país y por supuesto a los veracruzanos.
Buscará también que las licencias estatales inmobiliarias se conviertan en una realidad y que se busque la certificación de los profesionales inmobiliarios, con el objetivo de evitar malas prácticas en la venta, renta o administración de inmuebles.
Destacó el trabajo que hasta ahora ha venido desempeñando Roberto Barrios Gaxiola, al frente de la AMPI, pues le tocó un año difícil ante las afectaciones que el Covi-19 generó en todos los sectores, no sólo del país sino a nivel mundial.
Por ello uno de los retos de 2021 será seguir fortaleciendo la unión de los profesionales de los bienes raíces e impulsarlos a reactivar la actividad.
“Es un honor poder representar a los inmobiliarios del país y poner el nombre de Veracruz en alto. Vamos a trabajar en consolidar la actividad inmobiliaria como un pilar del crecimiento económico de México”.
Cabe mencionar que durante 2020 ha fungido como vicepresidente nacional ejecutivo de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).
También fue presidente en Veracruz de la misma agrupación y ha destacado por el impulso a diferentes proyectos no solamente de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río sino de diferentes regiones de la entidad y país.
Pedro Fernández Martínez impulsó la Licencia Inmobiliaria y ha puesto en alto el nombre de Veracruz a través de la AMPI nacional.