Por Luis Ortiz

Con el nombramiento de los nuevos directores de las aduanas del país inició la militarización de los puertos y la marina mercante.
Antonio Rodríguez Fritz, del Sindicato de Capitanes y Jefes de Máquina de la Marina Mercante, afirmó que con dicha iniciativa se vulnera los derechos de la población civil, ya que se relega de ocupar los puestos administrativos de los puertos por no contar con carrera militar.
“Fue una situación contraria a derecho porque se está nombrando a militares en activo, no solamente a militares en retiro. Vivimos en un periodo de simulación y mentiras, en donde se dice qué hay corrupción pero no hay denuncias, dicen que todos los civiles son corruptos pero nadie está en la cárcel, no hay averiguaciones”.
Reiteraron su rechazó en contra de la iniciativa de ley aprobada por los diputados federales para dar el control de los puertos y la marina mercante a la Secretaría de Marina.
Recordó que se trata de la industria más importante para el comercio exterior y se corre el riesgo de que otras áreas se violenten.
“Está generando cuellos de botella en el comercio exterior a pesar de que en 1976 estaba en control la Secretaría de Marina demostró la incompetencia y el daño que se le hizo a la economía del país”.
Acusó que se trata de una militarización de funciones administrativas y de los puertos que impactará a las ciudades cuya economía giran en torno al rubro.