Por Luis Ortiz/Imágenes de Andrés Caro

Locatarios ubicados afuera del panteón jardín del municipio de Veracruz y otros tantos  que venden flores a la entrada del panteón municipal no la han pasado bien durante esta pandemia.

Lo anterior se deriva de lo ordenado por el ayuntamiento , de cerrar los dos cementerios a su cargo  a fin de evitar aglomeraciones y posibles contagios de la pandemia del coronavirus.

Al platicar con el comerciante Marcelo Sánchez, explicó que es la primera vez  que lleva en el oficio de vender flores, que el panteón  cierra sus puertas, lo que trajo  pérdidas económicas aún no calculadas.