Dijo Pedro Fernández vicepresidente nacional AMPI

Por Luis Ortiz

Aquellos trabajadores que no deseen comprar una casa con alguna constructora pueden utilizar el nuevo esquema de INFONAVIT denominado “Construyó”, así lo comentó

Pedro Fernández Martínez, vicepresidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, explicó que se trata de un crédito sin garantía hipotecaria destinada a la autoproducción.

“El último día de agosto este programa comenzó a operar en regiones como: Baja California, Oaxaca, Zona Metropolitana del Valle de México, Nayarit, Jalisco, Chiapas y Yucatán. Se irá extendiendo y es una buena oportunidad para los trabajadores inscritos al Infonavit”. 

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores espera beneficiar a 2 mil familias este año para quienes prefieren la construcción progresiva o el mejoramiento de su casa a través de la autoproducción.

Fernández Martínez explicó que con el esquema los trabajadores podrán adquirir materiales y pagar mano de obra.

Esto es que los derechohabientes podrán construir o terminar la construcción de su vivienda; repararla, ampliarla o remodelarla; realizar acciones de sostenibilidad ambiental e intervenciones en áreas exteriores de la vivienda, como la colocación de luminarias, banquetas y jardines.

“Tan solo para lo que resta del año se vaticina una derrama económica de 100 millones de pesos. Es una buena oportunidad ya que no todos los trabajadores buscan adquirir una vivienda y esta va a ser una gran oportunidad para que cuenten con recursos para mejorarla o efectuar las acciones que consideren pertinentes y les ayuden a vivir mejor”.

El financiamiento puede canalizarse a  propiedad privada, ejidal, comunal o derivada de un programa gubernamental de vivienda. 

De acuerdo a las reglas de podrá otorgar un financiamiento de hasta el 85 por ciento del Saldo de la Subcuenta de Vivienda, y hasta 28 UMA mensual, equivalente a 73 mil 952.26 pesos. 

El acreditado podrá elegir el plazo de amortización del financiamiento: 24, 30, 36 o 42 meses.

Además el monto dependerá del plazo que elija el derechohabiente, la capacidad de pago, la evaluación de su historial crediticio y el Saldo de la Subcuenta de Vivienda.