**En caso contrario se pondría en riesgo la soberanía alimentaria**

Por Luis Ortiz

 Debido a la falta de apoyo al campo las importaciones de granos básicos aumentaron un 8 por ciento, por lo cual los diputados federales deben de discutir un presupuesto que busque desarrollar la actividad productiva del campo además de la tecnificación, en caso contrario se pondría en riesgo la soberanía alimentaria.

El presidente de la UGOCP, Luis Gómez Garay, lamentó que además de la disminución en un 35 por ciento del presupuesto al campo, las dependencias tuvieran subejercicios, lo que perjudicó aún más a los productores.“Fue un año desafortunado debido a que se desapareció la mayoría de los programas que iban encaminados hacia el fortalecimiento productivo de las actividades económicas del sector. Fueron desmanteladas las actividades en el tema agrícola, en el tema de frutales, en el tema de Acuacultura, quedaron programas con cantidades mínimas de apoyo”.

Manifestó que no hay una sola actividad que se esté desarrollando en el campo y si no existe inversión no habrá desarrollo.Agregó que los subsidios no han sido suficientes para impulsar el desarrollo al campo mexicano, ya que es necesario destinar recursos para la tecnificación y modernización del campo.

“Es insuficiente que a un productor de maíz tú le des 5 o 7 mil pesos al año no resuelve un problema, el costo de producción de una hectárea de maíz es el triple, tienen mal atendidos a los millones de productores debido a que lo que se les canaliza no fortalece su capacidad productiva, sino al consumo de las familias”.

Afirmó que las importaciones crecieron un 8 por ciento en granos básicos, es decir más de 15 mil toneladas, esto debido a la falta de apoyos a los productores mexicanos.