Por Luis Ortiz

Desarrollo regional con el respaldo de empresarios locales, una gran oportunidad

Para que la buena relación entre Andrés Manuel López Obrador y el sector empresarial mexicano rinda frutos en beneficio de la economía y la productividad del país, es necesario dejar atrás los mensajes optimistas de unos y el golpeteo con intenciones meramente políticas de otros, y que los sectores público y privado del país puedan trabajar de manera coordinada y entenderse, señaló José Manuel Urreta Ortega, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Veracruz – Boca del Río.

“Más allá de las obras emblemáticas por todos conocidas, la gran mayoría de los proyectos de infraestructura y en materia energética planteados por la iniciativa privada para ese sexenio lamentablemente no han avanzado, y hoy estamos lejos de que exista mayor certidumbre jurídica y un mejor ambiente para los negocios de los que había en México hace un par de años. Urge que el bolsillo de los mexicanos sienta los efectos positivos de esta buena relación, a través de la generación de empleos y el crecimiento económico”, indicó el Presidente de CCE Veracruz – Boca, a propósito del mensaje de Andrés Manuel López Obrador con motivo de su Segundo Informe de Gobierno.

El también presidente de la Asociación Nacional de Consejos Empresariales Regionales (ANCER), indicó que es urgente que el gobierno federal y sus distintas dependencias volteen a ver las oportunidades y necesidades particulares detectadas por las micro, pequeñas y medianas empresas locales, ya que ahí se encuentran las principales áreas de oportunidad para garantizar el crecimiento económico integral del país y de su atención dependerá en gran medida la efectividad de las políticas publicas implementadas desde el Ejecutivo.

Urreta Ortega insistió en la propuesta de los empresarios locales integrados a ANCER para que, durante sus giras de trabajo por el interior de la República, el presidente de la República se reúna con empresarios locales de cada región, a fin que conozca de primera mano la realidad del empresariado en todo el territorio mexicano, y puedan implementarse planes de fomento y encadenamiento productivo que atiendan estas oportunidades específicas.

“No todo se soluciona con apoyos directos o créditos para micro empresarios; también es necesario vincular a estos empresarios a sus cadenas de valor, y contribuir a que puedan crecer a través de la implementación de tecnología, mejor capacitación para su personal y sobre todo que exista certidumbre en las decisiones tomadas por las autoridades, para que puedan llegar nuevas inversiones y consolidar las ya existentes”, apuntó.

Urreta Ortega reconoció que a dos años de gobierno existen algunos avances en materia de combate a la corrupción, por ejemplo, pero éstos deben traducirse en procesos transparentes y penas para los culpables.

Para concluir, dijo que entre otros temas de urgente atención están los niveles crecientes de inseguridad en el país, así como continuar en el combate a la contingencia sanitaria, con el apoyo y respaldo de todos los sectores de la sociedad.