Por Luis Ortiz
*Los contagios diarios han bajado de nueve a cuatro casos diarios de acuerdo a cifras oficiales.
*El alcalde pide a la sociedad el uso de cubrebocas y reforzar las medidas de prevención para que no vuelvan a incrementar los contagios.
Esta mañana el alcalde de Boca del Río, Humberto Alonso Morelli, confirmó que el municipio comienza la aplicación del semáforo naranja, después de que lo anterior fuera
dispuesto por la Secretaría de Salud estatal a partir del lunes 31 de agosto, hasta el domingo 13 de septiembre.
El alcalde dio a conocer la evolución del COVID-19 durante las últimas dos semanas “Hoy en Boca del Río tenemos 701 casos acumulados, 92 sospechosos y muy lamentablemente 88 personas han perdido la vida a causa de esta enfermedad”.
Sin embargo, en las últimas semanas se ha presentado una disminución considerable de casos nuevos diarios en la ciudad, hace un mes hablábamos de un promedio de 9 casos nuevos al día y las últimas dos semanas la tendencia ha disminuido de forma constante,
teniendo ahora en promedio 4 casos nuevos diarios desde los últimos 15 días”, explicó.
Morelli expresó que esa es una buena noticia para miles de trabajadores que se habían visto en la necesidad de suspender sus actividades laborales y con esta reapertura podrían volver a percibir ingresos para sus familias, tanto los trabajadores que regresan,
como toda la cadena de valor que deriva de ellos, como taxistas, locales de comida, entre otros.
“Sin embargo la disposición del semáforo naranja conlleva una enorme responsabilidad,
una responsabilidad conjunta, para la sociedad civil, para los comercios y por supuesto para nosotros como gobierno”, indicó el alcalde.
El alcalde aclaró que el semáforo naranja no significa poder salir como antes, no significa que el virus ya no esté, no significa que se puedan hacer fiestas y reuniones, o salir a
pasear como si nada hubiera sucedido. “Significa que, los negocios no esenciales pueden reabrir con muchas medidas de seguridad y aforos limitados del 25% ó 50% dependiendo
del giro; y significa también, que nosotros como ciudadanos debemos extremar precauciones al salir a hacer las actividades ahora permitidas”.
Agregó que existe un plan de acción para la reapertura que se creó en conjunto por parte del Ayuntamiento de Boca del Río, con el Ayuntamiento de Veracruz y el sector
empresarial, mismo que ya se está poniendo en marcha en Boca del Río.