Investigadores del King’s College London revelaron que hay seis ‘tipos’ diferentes de COVID-19, cada uno de los cuales se distingue por un grupo particular de síntomas.

Según el estudio “estos tipos diferían en la gravedad de la enfermedad y la necesidad de asistencia respiratoria durante la hospitalización”.

“Los hallazgos tienen implicaciones importantes para el manejo clínico de COVID-19 y podrían ayudar a los médicos a predecir quién tiene mayor riesgo y es probable que necesite atención hospitalaria en una segunda ola de infecciones por COVID-19″, destaca la investigación pubicada el 17 de julio.

Los datos fueron recopilados y analizados a partir de los datos de la aplicación COVID Symptom Study.

Síntomas según los ‘tipos’ diferentes de COVID-19

La tos, la fiebre y la pérdida del olfato son los tres síntomas clave de COVID-19, pero los datos recopilados por el estudio muestran que las personas pueden experimentar otros como: dolores de cabeza, dolores musculares, fatiga, diarrea , confusión, pérdida de apetito y falta de aliento. 

“La progresión y los resultados también varían significativamente entre las personas, desde síntomas leves parecidos a la gripe o una erupción cutánea simple hasta una enfermedad grave o mortal”.

Para averiguar si los síntomas particulares tienden a aparecer juntos y cómo esto se relaciona con la progresión de la enfermedad, el equipo de investigación utilizó un algoritmo de aprendizaje para analizar los datos de alrededor de mil 600 usuarios en el Reino Unido y los Estados Unidos con COVID-19 entre marzo y abril.

El análisis reveló seis agrupaciones específicas de síntomas que emergen en la progresión de la enfermedad, que representan a seis ‘tipos’ diferentes de COVID-19. 

“Similar a la gripe” sin fiebre: dolor de cabeza, pérdida del olfato, dolores musculares, tos, dolor de garganta, dolor en el pecho, sin fiebre.

“Similar a la gripe” con fiebre: dolor de cabeza, pérdida de olfato, tos, dolor de garganta, ronquera, fiebre, pérdida de apetito.

“Gastrointestinal”: dolor de cabeza, pérdida de olfato, pérdida de apetito, diarrea, dolor de garganta, dolor en el pecho, no tos.

Nivel uno severo, fatiga: dolor de cabeza, pérdida del olfato, tos, fiebre, ronquera, dolor en el pecho, fatiga .

Nivel severo dos, confusión: dolor de cabeza, pérdida de olfato, pérdida de apetito, tos, fiebre, ronquera, dolor de garganta, dolor en el pecho, fatiga, confusión , dolor muscular.

Nivel severo tres, abdominal y respiratorio: dolor de cabeza, pérdida de olfato, pérdida de apetito, tos, fiebre, ronquera, dolor de garganta, dolor de pecho, fatiga, confusión, dolor muscular, falta de aliento, diarrea, dolor abdominal.

Todas las personas que informaron síntomas experimentaron dolor de cabeza y pérdida del olfato, con diversas combinaciones de síntomas adicionales en varios momentos. Algunos de estos, como la confusión, el dolor abdominal y la dificultad para respirar, no se conocen ampliamente como síntomas de COVID-19, pero son características de las formas más graves de la enfermedad.

¿Qué pacientes tenían más probabilidades de necesitar soporte respiratorio?

Según los resultados, sólo el 1.5% de las personas en el grupo 1, el 4.4% de las personas en el grupo 2 y el 3.3% de las personas en el grupo 3 necesitaron ayuda respiratoria. 

Para los grupos 4,5 y 6 estas cifras fueron respectivamante 8,6%, 9,9% y 19,8%. Además, casi la mitad de los pacientes en el grupo 6 terminaron en el hospital, en comparación con solo el 16% de los del grupo 1.

En general, las personas con síntomas del grupo 4,5 o 6 de COVID-19 tendían a ser mayores y tenían más probabilidades de tener sobrepeso y tener afecciones preexistentes, como diabetes o enfermedad pulmonar, que aquellas con tipo 1,2 o 3.

Erupción cutánea, otro síntoma del COVID-19

Los investigadores también identificaron la erupción cutánea como un síntoma clave de COVID-19 en hasta uno de cada diez casos. Sin embargo, no se reconoció como un síntoma durante el tiempo en que se recopilaron los datos para este análisis, por lo que actualmente se desconoce cómo las erupciones cutáneas se asignan a estos seis grupos.