Por Luis Ortiz

La visita del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador a Washington deja en claro la importancia de las empresas mexicanas y sus trabajadores para el desarrollo de la región de Norteamérica, señaló el presidente del Consejo Coordinador Empresarial en el Estado de Veracruz, José Manuel Urreta Ortega. El también coordinador regional de CONCAMIN para la región oriente del país explicó que lejos del debate político y los posicionamientos de grupos el país debe avanzar y todos los sectores e la sociedad apostar por mejores inversiones y condiciones de estabilidad para las empresas instaladas en México, Estados Unidos y Canadá, lo cual se traduzca en mayores empleos y mejores niveles de vida para la población y recursos vía impuestos para que los gobiernos puedan operar.

Indicó Urreta Ortega que gran parte de la fortaleza mostrada por el gobierno de México, fue la presencia de un vasto y representativo grupo de empresarios que lo acompañaron y respaldaron durante un proceso transexenal, porque lejos del interés político está el interés nacional y los empresarios siempre han estado con México. “Para nosotros, la entrada en vigor del acuerdo representa continuidad en las relaciones comerciales y oportunidades sólidas para afianzar la productividad, el crecimiento económico y las fuentes de empleo aquí en el país”, dijo Urreta. Recordó que la relación bilateral con Estados Unidos siempre ha tenido altibajos, por lo cual es importante que México continúe mirando a Asia, Europa y las naciones de la región de América Latina, donde también existen tratados comerciales que hay que fortalecer. Reconoció que, aunque en el discurso ha habido un distanciamiento entre el sector empresarial y el gobierno, las dinámicas van cambiando y en los hechos el país continuará con el respaldo y compromiso de los empresarios, sin lo cual no puede percibirse el desarrollo mexicano.