Pasó de cantera de deportistas a criadero de Mosquitos.

Medellín de Bravo, Ver. / Por Jorge Sánchez / 7 de julio de 2020.

A pesar que de que la fallada sirve de publicidad para actual administración municipal, lo cierto es que por dentro se encuentra en abandona, llena de monte y deteriorada.

La unidad deportiva Alfredo Ortiz Uscanga fue cerrada debido a las medidas que se han tomado por el COVID-19, pero el ayuntamiento no le ha dado mantenimiento en todo este tiempo, por lo que el monte se encuentra crecido y se ha convertido en criadero de mosquitos.

Por lo que vecinos de la zona piden al ayuntamiento Medellín de Bravo que no sólo pinte su logo de “Medellín en Movimiento” en la fachada, sino que también le de mantenimiento. Además, piden que fumiguen, ya que no se soportan los mosquitos.