Por Luis Ortiz

Gracias a la constante supervisión y vigilancia que se mantiene en las playas de Boca del Río desde el pasado 18 de marzo por parte de elementos de Protección Civil y guardavidas, estás lucen vacías, sin gente y quienes se acercan se les hace el exhorto a retirarse debido a que existe emergencia sanitaria por el coronavirus Covid-19.
Durante estos dos días jueves y viernes Santo se observan sin presencia de personas, turistas y lugareños, solo el personal responsable de la vigilancia para evitar que sean concurridas en estas fechas importantes por considerarse días de asueto.
El Ayuntamiento de Boca del Río a cargo de su presidente municipal Humberto Alonso Morelli determinó desde el pasado 18 de marzo de este año una supervisión, vigilancia e invitación a los ciudadanos para que no ingresen a las playas y evitar la propagación del coronavirus, lo que ha mantenido hasta la fecha que éstas se vean totalmente vacías.
Son 25 los elementos de Protección Civil, Guardavidas, personal terrestre y una ambulancia quienes están diariamente en vigilancia en las 10 torres, recorridos, rondines en las playas ubicadas a lo largo del litoral de Boca del Río, reforzando presencia en las más concurridas como son Santa Ana, Mocambo y La Bamba.