El Gobierno de México no anunció soluciones económicas ni apoyo al sector productivo ante la contingencia del coronavirus, cuando lo que se requiere es un plan de acción que incluya el diferimiento fiscal.

José Manuel Urreta Ortega, presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Veracruz consideró que López Obrador solo mencionó lo que ha venido haciendo su gobierno, como no generar impuestos nuevos, bajar el precio de la gasolina y que no haya aumentos en zona fronteriza, pero no una propuesta real y seria para que en estos momentos de contingencia las empresas vulnerables puedan salir adelante y proteger los empleos que generan.

“Nos sentimos indignados, dio su quinto informe de gobierno. Sería muy lamentable que le salgan mal las cuentas o no le haga caso a su secretario de Hacienda, quien debe recomendarle usar recursos del Fondo Monetario Internacional. El gobierno está en cerrazón con un discurso político y necesitamos que eso cambie”.

Urreta Ortega destacó la importancia de apoyar a las grandes empresas pues las pequeñas pertenecen a una cadena productiva y si las tractoras colapsan se da una afectación en cascada.

El también coordinador de CONCAMIN para la zona orienta del país lamentó que el gobierno no quiera escuchar a las cúpulas empresariales y las distintas voces que se han acercado, pues ahorita el país requiere medidas emergentes ante la emergencia sanitaria que indiscutiblemente provocará recesión económica.

“Se apegó al discurso de siempre y de ahí no se movió. Fue una burla este tema. El empleo del que habló está relacionado al gasto público. No sabe lo que es pagar el seguro social. No sabemos si las micros, pequeñas y medianas empresas van a seguir existiendo en dos meses y él dice que los grandes empresarios no necesitan ayuda”.

Los empresarios siempre han trabajado con humanismo, pues saben que sus colaboradores son la columna vertebral de las corporaciones y están de acuerdo en mandarlos a la cuarentena sin despedirlos y con goce de sueldo; sin embargo, los compromisos federales se deben postergar, aclarando que no piden que les regalen nada.

“Habló de que van a bajar sueldos de los altos funcionarios, que los gastos de operación se van a reducir y cuando tienes una administración pulcra y ordenada haces que los recursos sean productivos, pero se atraviesa un momento en el que no basta con pulcritud sino que se requieren esquemas adicionales. Dio un quinto informe cuando esperábamos medidas específicas para solucionar los problemas del sector”.

El Gobierno Federal anunciará una inversión de 339 mil millones de pesos para sector energético y se espera que entienda que solo con el sector privado la parte energética puede llevarse a cabo ya que en el país se cuenta con lo necesario para salir adelante, sostuvo.

Es decir, el sector privado debe trabajar de la mano con el Gobierno Federal. Urreta Ortega sostuvo que, a través de la Asociación Nacional de Consejos Empresariales Regionales analizarán qué esquemas pueden adoptarse a favor de las empresas mexicanas.