Por Luis Ortiz


Médicos internistas de pregrado y pasantes de enfermería del Instituto Mexicano del Seguro Social de Díaz Mirón, realizaron una huelga de brazos caídos para exigir el equipo necesario para atender a los pacientes que puedan llegar enfermos de Coronavirus.
César Canela, médico Interno de Pregrado y estudiante de la UV, denunció que son 135 pasantes de universidades privadas quienes se encuentran laborando en el hospital sin el equipo necesario.
Incluso algunos estudiantes ya fueron reportados como enfermos, pero son reportados como influenzas y dos más han estado presentando sintomatología respiratoria, pero no existen complicaciones
“No nos dan el equipo necesarios, nos dan un cubre bocas que tiene una vida media de 15 minutos, quieren que lo usemos todo el turno y que lo usemos con más de 100 pacientes. Exigimos las medidas sanitarias esenciales que la Organización Mundial de la Salud recomienda”.
Exigió a las Universidad Veracruzana, Universidad Cristóbal Colón, Del Valle de México, IPN y la Universidad Benemérita de Puebla se pronuncien a favor de los estudiantes.
Reiteró que no se les suministra las herramientas básicas de protección para atender a los pacientes con síntomas respiratorios.
“Actualmente contamos con un módulo dé enfermedades respiratorias, ahí es donde damos la atención de salud, la dan los médicos de base, pero entran al hospital sin quitarse el equipo de protección, el cual sigue siendo un contaminante, en diversos aislados tenemos pacientes con síntomas, el cual nos mandan a inspeccionar y valorar, interrogar y no nos dan cubre bocas”.
Indicó que diversos hospitales públicos y privados han retirado a los estudiantes de enfermería y médicos internistas de pregrado, sin embargo, en el IMSS continúan laborando sin las medidas necesarias de protección.
“La vocación no me va a mantener a salvo ni a mi, ni a mi familia, todos los días me marca mi familia preocupada, para saber cómo estamos, si tienen casos reportados. Lo único con lo que contamos aquí es jabón y agua”.
Recordó que ya fueron retirados de los hospitales pasantes de psicología, nutrición, bioquímica de todas las universidades.