CDMX/AGENCIAS

La carestía en productos a causa de la inflación tras el decreto como pandemia del coronavirus por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) apuntalará con mayor fuerza en el país y complicará la manutención de miles de hogares mexicanos, señaló la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

Durante febrero el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó una inflación de 3.7 por ciento, la más alta desde mediados de 2019.

“Todo indica que la carestía de la vida seguirá elevándose, de hecho, va a continuar puesto que la pandemia del coronavirus ha arrastrado ya los precios petroleros y elevado el costo del dólar, que no es otra cosa que la devaluación del peso. Al final del día esto impactará indiscutiblemente en el costo del abasto y suministro de los productos, encareciendo sus precios, ya que muchos de ellos los tenemos que importar para poder satisfacer la demanda de nuestro mercado”, dijo Cuauhtémoc Rivera, presidente de Anpec,