Por LUIS ORTIZ

Los empresarios respaldarán todas las iniciativas que permitan terminar de manera efectiva con la violencia de género, señaló el presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Veracruz, José Manuel Urreta Ortega.

Admitió que todo paro de labores afecta la productividad y economía del país, pero ante la omisión de diversas autoridades y falta de capacidad para disminuir índices en delitos como el feminicidio y violencia contra la mujer, las movilizaciones son importantes para que la sociedad atienda la gravedad de esta situación.

“De manera individual, como seres humanos y como ciudadanos vamos a apoyar las iniciativas de las mujeres porque su seguridad es fundamental para la vida de México. Esa violencia afecta la vida de nuestras mujeres, de nuestras hijas, de nuestras esposas y de nuestras colaboradoras, por eso vamos a respaldarlas al cien por ciento”.

Urreta Ortega puntualizó que las empresas implementan estrategias internas como establecer protocolos de prevención y seguridad enfocados a la violencia contra ellas.

También señaló importante concientizar sobre el tema al interior de los centros laborales, a través de la realización de talleres, cursos y pláticas enfocados a gerentes y empleados sobre la importancia de un trato igualitario hacia las mujeres en la vida cotidiana y de las empresas.

Asimismo, indicó el también coordinador de CONCAMIN para la zona Oriente del país, es necesario implementar sanciones claras y severas cuando se determine que se violenta el derecho y la integridad física de la mujer. Para este último punto se requiere de la participación de la Secretaría del Trabajo.

“Es muy lamentable que muchos hombres olviden cuáles son sus orígenes y de dónde vienen porque primero están en el vientre de una mujer quien los cuida durante nueve meses y después esta mujer los trae a la vida, pero a determinados hombres se les olvida que la mujer es sagrada”.

El Presidente de CCE Veracruz concluyó que existen compañías cuyo capital humano se encuentra mayoritariamente conformado por mujeres, y a los empresarios les preocupa que se tenga que llegar a expresiones como las convocadas para el 9 de marzo para llamar la atención de gobierno y sociedad ante la gravedad del caso.