Estas hormigas producen una curiosa miel que, tradicionalmente, se usa como medicina.
Nunca deja de sorprender la inmensa diversidad de ingredientes mexicanos; aunque algunos son auténticas rarezas. Ese es el caso del curioso líquido ámbar que producen las “myrmecocystus mexicanus”, coloquialmente llamadas “hormigas mieleras”. Aunque no lo creas: existen en nuestro país unas hormigas capaces de producir y recolectar miel.
En nuestro país están presentes en sitios como Hidalgo, San Luis Potosí, Veracruz y Oaxaca, donde hay climas calurosos y, en ciertas regiones, escasez de alimentos para estos insectos, que han desarrollado la capacidad de almacenar néctar en su abdomen y alimentar con él a las hormigas de la colonia.