Tras los crecientes casos de infectados por coronavirus, este sábado Hong Kong activó en su territorio el nivel más alto de emergencia sanitaria para reforzar la lucha contra la propagación del virus.

Carrie Lam Cheng Yuet-Ngor, jefa ejecutiva de Hong Kong, ha declarado la emergencia ante el brote del coronavirus, que ya ha cobrado la vida de 41 personas en el país.

Hasta el momento se han confirmado cinco casos de infectados por el virus en Hong Kong, todos los pacientes habían estado en la ciudad de Wuhan, donde en el mes de diciembre se originó la infección.

Lam afirmó que será ella quien personalmente presida a un comité directivo interdepartamental, para que emita las medidas estratégicas respecto al brote, lo más pronto posible.

Además, anunció que la ciudad suspenderá vuelos y los trenes de alta velocidad, indefinidamente, en la ciudad de Wuhan.

Entre otras medidas de emergencia, la líder de Hong Kong también decidió cancelar todas las celebraciones oficiales de Año Nuevo chino y la maratón Standard Chartered, programada para el 9 de febrero, informó el sitio South China Morning Post.

Lam también confirmó los informes de que los alumnos y estudiantes de Hong Kong tendrán dos semanas más de vacaciones.