“Tenemos que ir adaptando la agricultura para seguir produciendo alimentos de calidad”, dijo el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, al anunciar este proyecto coordinado junto a la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) de México invertirá 19.5 millones de pesos en Zacatecas y San Luis Potosí, zonas áridas del país, para construir allí nuevas infraestructuras para captar y aprovechar mejor el agua.

“Tenemos que ir adaptando la agricultura para seguir produciendo alimentos de calidad”, dijo el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, al anunciar este proyecto coordinado junto a la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

Entre las acciones previstas dentro de ese nuevo plan está la construcción de invernaderos de al menos una hectárea y de macrotúneles, la operación de sistemas de hidroponía rústica y la instalación de bombas de agua.

Además, se dará prioridad a productos que requieren una menor demanda de agua, como son algunas especies nativas que aportan valor al ganado, el refuerzo de la industria y la producción de plantas medicinales y ornamentales.

a primera fase de las obras se dará en Zacatecas, donde se invertirán 13.5 millones de pesos, y luego se invertirán 6.1 millones de pesos en el estado colindante, San Luis Potosí.

Posteriormente, según aseguró Villalobos, este modelo de obras para paliar la aridez se extenderá a 20 estados de México.

El titular de la Sader insistió en que programas como este aumentarán la eficiencia y ayudarán a mitigar de mejor manera los efectos del cambio climático, con el fin de “superar los desafíos para lograr un año productivo”.

Tanto la Conaza como el IICA serán los encargados de hacer el acompañamiento técnico que requiere esta obra para capturar y administrar los recursos hídricos provenientes del agua de lluvia.

En ese sentido, el representante del IICA en México, Diego Montenegro, reveló que se inició un plan piloto de siembra con agua de lluvia en zonas de Zacatecas, con sistemas aplicados ya en otros países, como Israel, Paraguay y Australia.