El político denunció que tras las pasadas elecciones del 20 de octubre “empezó el golpe de Estado”.

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, agradeció el asilo que le concedió el gobierno de México, pues aseguró que éste le “salvó la vida”.

“Quiero decirles que estamos muy agradecidos porque el presidente de México… me salvó la vida, ¿por qué digo esto? El 9 de noviembre, sábado, cuando llegaba a la zona del trópico, un miembro del equipo de seguridad del Ejército me informó y me hizo leer mensajes, me comentó llamadas y pidió que le entregara a cambio de 50 mil dólares, un día antes de nuestra renuncia… por eso digo y estamos muy agradecidos, hermano canciller (Marcelo Ebrard): muchas gracias por salvarnos la vida“, resaltó en un mensaje a medios tras aterrizar en la Ciudad de México.

El político denunció que tras las pasadas elecciones del 20 de octubre “empezó el golpe de Estado”.

“Al golpe político cívico se sumó la policía nacional”, refirió.

“Quemaron sedes sindicales, quemaron casas de nuestras autoridades… Saquearon, quemaron la casa de mi hermana, saquearon mi casa en Cochabamba“,

En general se vivió “toda una política de escalamiento a dirigentes y autoridades de nuestro movimiento político”.

“Para que no haya más hechos de sangre, más enfrentamiento, hemos decidido renunciar“, indicó.

Morales llegó a México acompañado por el ex vicepresidente Álvaro García Linera y Gabriela Montaño, ministra de Salud de Bolivia. Fue trasladado a un punto desconocido, pues la SRE informó que no se revelará el lugar donde residirá.